Author - Lusant

Más de 250.00 euros en multas por volar drones de forma ilegal

Desde la entrada en vigor de la ley, la Agencia de Seguridad Aérea (AESA) ha abierto 35 expedientes por sobrevolar zonas pobladas y por no tener autorización.

Es un regalo atractivo pero puede salir más caro de lo que muchos piensan. La legislación que regula el vuelo de estos aparatos no tripulados es muy estricta y desconocida para muchos aficionados. Desde que entró en vigor la normativa provisional, hace 20 meses, AESA ha abierto un total de 35 multas que superan los 250.000 euros.La mayoría de las sanciones se deben a que las empresas o los particulares no disponen de la autorización correspondiente o bien han hecho volar estas naves sobre zonas pobladas.

La normativa actual no permite el uso de drones sobre ciudades y aglomeraciones de personas al aire libre como parques, playas llenas de gente o campos de fútbol. El ministerio de Fomento está estudiando la posibilidad de permitir estos vuelos sobre zonas pobladas siempre y cuando el operador del dron presente un estudio de seguridad. Sin embargo, si es posible volar estas pequeñas naves en recintos cerrados.

En declaraciones a la cadena SER, el director de la feria Internacional de drones de uso civil Expodrónica, Richard Vinuesa, defiende la normativa que permite el sobrevuelo de ciudades con fines concretos como la grabacion de imágenes de películas o para spots de publiucidad. ” Los vuelos en ciudad se utilizan para cosas muy específicas como grabar unas imágenes. No se trata de dar vueltas por la ciudad sin ningún objetivo”, afirma.

La norma prevé multas de hasta 225.000 euros a particulares que usen estos aparatos de forma ilegal mientras que las sanciones a empresas pueden alcanzar los 4,5 millones de euros. La mayor parte de los permisos que solicitan las empresas son para la realización de reportajes fotográficos, la vigilancia de cultivos en zonas rurales y la grabación de escenas de películas.

 

Los drones pequeños, los más populares

Es habitual ver en muchas tiendas de juguetes y aeromodelismo pequeños drones de hasta 2,5 kilos de peso porque son los más demandados para actividades lúdicas. Los aparatos de hasta 25 kilos no necesitan autorización de AESA pero si tienen que presentar ante esta agencia una declaración de responsabilidad sobre los requisitos que exige la ley así como las diferentes actividades que va a realizar. Según los datos ofrecidos por AESA a la Cadena SER, se han registrado 1.184 operadores de drones de menos de 25 kilos hasta la segunda quincena de marzo.

La ley también permite realizar vuelos de prueba, investigación o demostración dentro de un espacio aéreo no controlado pero al alcance de la visión del piloto, o bien en un espacio aéreo segregado para tal fin. La Agencia de Seguridad Aérea también ha permitido realizar vuelos experimentales a drones que superan los 25 kilos de peso.

 

Conseguir un empleo como piloto de drones

Según los datos de esta agencia, cada vez se registran más escuelas que imparten cursos para formar pilotos de drones. De momento hay 108 academias autorizadas aunque sólo 58 han comunicado que van a impartir estos cursos de pilotaje. Estas academias pueden realizar cursos teóricos para obtener el certificado básico y avanzado. Este título es válido para volar drones de más de 25 kilos.

Una de las compañías más interesada en esta tecnología es Amazon que el año pasado anunció que estaba experimentando con drones para el reparto de paquetes a domicilio. El objetivo de esta empresa es que se puedan entregar paquetes de menos de tres kilos en menos de media hora.

 

Fuente: http://cadenaser.com/ser/2016/03/28/ciencia/1459181553_916484.html

World Drone Prix 2016 – El campeón es un adolescente de 15 años

Las carreras de drones tuvieron un espectacular debut en Dubai. El World Drone Prix 2016 es la primera edición de dicha competencia que ya tiene un campeón: un adolescente de 15 años.

Luke Bannister, un adolescente británico de 15 años, ganó la primera edición del World Drone Prix 2016, una competición de carreras de drones que se ha celebrado este fin de semana en Dubai. El Tornado X-Blades Banni-UK, nombre del equipo de Luke, obtuvo el primer lugar ganándose $250.000 dólares tras vencer a Rusia y los Países Bajos en la última carrera de doce vueltas en una pista de 591 metros. En las carreras, que duran alrededor de diez minutos, los pilotos están equipados con un mando radiocontrol y gafas de realidad virtual para seguir el camino de los drones desde una perspectiva en primera persona.

En el World Drone Prix 2016 participaron treinta y dos de los mejores equipos del mundo, quienes compitieron por el premio de un millón de dólares en la Aerial Track, la primera y única pista en su género donde los drones tienen que circular a través de una serie de aros iluminados. Durante la competencia los corredores tuvieron que tomar por lo menos una parada en boxes por carrera para que las cuadrillas pudieran cambiar las baterías, mientras que los pilotos tenían que decidir bien los caminos a tomar en el circuito. Es interesante ver cómo hace un año en el primer evento nacional de carreras de drones en los EE.UU., el Drone Nationals, el ganador se llevó a casa $25.000 dólares, y un año antes de eso, el deporte casi no existía fuera de escasos encuentros de pequeños grupos de personas que se organizaban en los foros de internet.

Durante el fin de semana que se llevó a cabo el World Drone Prix 2016, más de dos mil personas se presentaron para ver la competencia, mostrando el interés que las carreras de drones generó en las personas. De hecho la carrera fue organizada bajo la supervisación del Sheikh Hamdan bin Mohammed Al Maktoum, príncipe heredero de Dubai, que preside el Consejo Superior de Deportes del estado. Es sabido que Dubai quiere crear una liga de carreras de drones, como una liga de Fórmula 1, para tratar de convertir esta afición creciente en un deporte real. Aun así, la velocidad del dron y la destreza de su control hicieron merecedor a Luke del primer lugar, consagrándose campeón del World Drone Prix 2016.

 

Fuente: http://www.neoteo.com/world-drone-prix-2016-campeon-adolescente-15-anos

Drone vs McLaren in Dubai

Aquí os dejamos un vídeo de un Drone de carreras Vs un McLaren, impresionante!

The race is on! 
Watch this spectacular race between a Dubai Police McLaren 650s and a racing drone through the city of Dubai.

The World Drone Prix will take place in Skydive Dubai, Palm Drop Zone, on the 11th and 12th of March 2016. 

Will you be there?

Indra e Inaer recibirán 40 millones de la Xunta para investigar drones

Las dos empresas podrán trabajar en el aeródromo que el Ministerio de Defensa tiene en Lugo y que se ha reformado con 30 millones de fondos públicos

La tecnológica Indra y la empresa de helicópteros Inaer ingresarán 40 millones de euros de la Xunta, 15 más de los previstos inicialmente, para investigar sobre drones en el aeródromo que el Ministerio de Defensa posee en Rozas, en el municipio lucense de Castro de Rei. Estas dos empresas han sido las elegidas por la Axencia Galega de Innovación para llevarse un macrocontrato al que la Administración destinará al menos 70 millones, ya que a lo que percibirán Indra e Inaer hay que sumar los 10 millones que la Xunta y Defensa se han gastado en remozar las instalaciones de Rozas y los 20 millones que destinará las arcas autonómicas a su equipamiento.

El presidente de la Xunta ha anunciado que el centro de drones creará 600 empleos directos e indirectos, aunque desde Indra han explicado que la cifra es un cálculo del Gobierno gallego y han evitado aportar su propia estimación. La Xunta también ha señalado que el contrato supondrá carga de trabajo para 18 empresas locales y actividad para 14 centros de investigación de la comunidad.

Indra ha anunciado la adjudicación en un comunicado en el que asegura que sus investigaciones conjuntas con Inaer en Rozas, un recinto levantado por los nazis en 1943, estarán “orientadas” a la “mejora de servicios públicos” como “la extinción de incendios, la vigilancia costera o la detección de caladeros de pesca o vertidos en el mar” y se desarrollarán hasta 2020. Las dos empresas se repartirán a partes iguales los 40 millones que recibirán del Gobierno gallego. En el caso de Indra, la multinacional aporta al proyecto un helicóptero no tripulado de 150 kilos de peso que lleva desarrollando ya en Galicia desde 2013 y que, bautizado como Lumes, empezará a utilizarse en la lucha contra el fuego en unos dos años. Según la Xunta, en Rozas también se trabajará en un vehículo marino no tripulado que incluye un microrrobot submarino capacitado para la recogida de muestras, informa Europa Press.

El proyecto incluye por parte de Indra la construcción en la zona donde se encuentra el aeródromo de Rozas de otro centro tecnológico de naves no tripuladas, cuyas obras comenzarán en breve, señalan fuentes de la multinacional dedicada a áreas como la defensa, el transporte, la energía, la sanidad o los servicios financieros, que cuenta con 500 trabajadores en Galicia y con instalaciones en Ferrol, A Coruña, Vigo y Santiago. La empresa afirma que trasladará a la comunidad gallega “gran parte de las actividades” que desarrolla en relación con los drones y que ahora se concentran fundamentalmente en Madrid. Las compañías adjudicatarias del proyecto de Rozas aseguran que “actuarán como empresas tractoras” para apoyar firmas locales del naval o de la automoción.

Fuente: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2016/02/25/galicia/1456415184_402674.html?rel=cx_articulo#cxrecs_s

Apple venderá este dron en 15 días

El mayor fabricante del mundo, DJI, presenta un dispositivo que alcanza los 72 km/h y está pensado para grabar escenas deportivas; Apple lo comercializará a partir del día 15

Si King Kong volviera a encaramarse al Empire State ahora, le costaría mucho más librarse de un enjambre de drones que de unos cuantos aeroplanos calamitosos. En Manhattan, como en muchas otras zonas urbanas, no pueden volarse al aire libre estas pequeñas aeronaves. Aunque sea encerrados en unas naves del oeste de la isla, hoy, al menos, se ha podido ver cómo uno de los drones último modelo se pega como una mosca a los objetos que filma y cómo corta el aire a más de 70 kilómetros por hora.

Queda por saber qué primer plano habría sacado del gorila gigante el Phantom 4, la nueva propuesta para el usuario particular (pero con posibles) de DJI, el mayor fabricante de drones del mundo. Un portavoz de la compañía china confiesa que el deseo era presentar el nuevo modelo en el Mobile World Congress de Barcelona que se celebró hace una semana. No dio tiempo y no puede ocultar su estrés a unas horas del lanzamiento mundial en Terminal 5, una sala de conciertos del oeste de Manhattan.

Las primeras unidades del dron acaban de llegar desde las factorías de Shénzhen, rodeadas de arrozales, a un barrio de antigua mala fama de Nueva York. Aquí, en Hell’s Kitchen, la cocina del infierno, vivía el pequeño Vito Corleone en la novela de Mario Puzo. En la vida real, fue un gueto que avergonzaba por su delincuencia al resto de barrios de la isla. Ahora no es más que una zona insulsa asomada al río Hudson. El Phantom 4 bien podría alejarse de aquí, si lo dejaran, para grabar desde las alturas Central Park, el puente de Brooklyn o el memorialdel 11S; tiene un alcance de cinco kilómetros.

En esta puesta de largo, la empresa china quiere despedirse de los proveedores de lentes (Sony y Go Pro han fabricado para ellos hasta fecha reciente) y asumir cada vez más la fabricación de los componentes de sus drones. El cuadricóptero que hoy presenta tiene una forma peculiar, algo que han buscado con intención: el Phantom 3, la anterior versión, despertó críticas porque en algunos planos muy rápidos se colaban las hélices. Pero el motivo no es solo ese: “La forma se ha pensado también para que quede bien en las tiendas de Apple”, comenta una fuente de la compañía. DJI, una empresa que ha crecido a mayor ritmo que su red comercial, se ha asociado con el gigante tecnológico para que lo comercialice en exclusiva en sus tiendas durante un mes a partir del día 15. También puede encargarse online por 1.599 euros en Europa. Con la boca pequeña, la misma fuente adelante que en Estados Unidos el precio será de solo 1.399 dólares. “La diferencia se debe a los impuestos”, se apresura a señalar a EL PAÍS, invitado a la presentación.

La cámara 4K del nuevo Phantom 4.
La cámara 4K del nuevo Phantom 4.  DJI

Comparándolo con la anterior versión, de hace un año, llama la atención el salto de aquellas dos cámaras a estas cinco. La principal suma 12 megapíxeles y graba, en calidad 4K, 129 frames por segundo, que promete 36% menos distorsión. Las cuatro restantes, dos frontales y dos cenitales, actúan como sensores que detectan y ayudan al aparato a esquivar obstáculos, una de las novedades que más se ha subrayado en la presentación. Todas pueden cambiarse y a esta comodidad se añade que las hélices se montan y desmontan en un clic, sin necesidad de enroscarlas.

Interiores y deportes

El Phantom 4, como otros muchos nuevos drones, ya no se fía del GPS y piensa en su manejo en interiores. Mantiene su sistema de conexión por wifi, Lightbridge, pero el alcance duplica el del anterior modelo, que llegaba solo hasta los 2.3 kilómetros. También mejora la autonomía de la batería: de 23 o 25 minutos de las diferentes versiones del Phantom 3, la nueva pasa a 28 minutos. Al tiempo, lógicamente, crecen los mAh: frente a los 4.480 del Phantom 3, la batería de los 4 es de 5.350.

De sus tres modos, destaca en especial el de deportes. Incorpora Activity tracker,una función que permite al usuario marcar el objeto al que se quiere ir y que mueve el aparato hasta él, incluso aunque se esté desplazando rápido. La clave, para el fabricante, está en que no es solo que el dron reconozca el objeto, sino que no lo pierde ni se despista cuando se mueve. Una vez alcanzado, lo sigue, describiendo círculos a su alrededor. Mejora además su velocidad: el tope, los 58 kilómetros por hora, un progreso notable con respecto al modelo anterior. La rapidez es un 25% mayor en vuelo horizontal y un 15% en el vertical.

EL ‘STEVE JOBS’ QUE ADORABA LOS HELICÓPTEROS

DJI es el sueño de otro emprendedor asiático admirador confeso de Steve Jobs, Wang Tao, que ha occidentalizado su nombre como Frank Wang. “Cuando estaba en primaria vi por primera vez un helicóptero de aeromodelismo en un escaparate. Costaba lo mismo que el sueldo de siete meses y mi familia no se lo podía permitir”, declaró hace dos años en una entrevista. Por sus buenas notas del instituto, terminaron regalándole uno, pero Wang lo estrelló al poco de montarlo: “Para la gente normal era imposible volar esa máquina”. Los drones, solo muy gradualmente, han facilitado la tarea.

Wang montón DJI hace diez años, cuando él contaba 24. Ahora da trabajo a unos 700 empleados y lleva a gala que los dedica exclusivamente al uso civil. También presume de cubrir el 70% del mercado mundial de estos aparatos, aunque no publican datos de ventas. Sí dan este otro: sus drones han recorrido ya más de dos millones de kilómetros.

Quienes manejan drones saben que la dificultad del manejo está lejos de superarse. El Phantom 4 dice mitigarla con la aplicación, para Android y iOS, TapFly. “Es más intuitiva”, señala una fuente de la compañía: “Mover el dron a derecha e izquierda es como en un videojuego”. Además, la pequeña aeronave incorpora una función para que se pare si va muy rápido y otra para que se merodee sobre un objeto que no puede esquivar. DJI asegura que está dotado de una inteligencia que le permite aprender de su entorno: se hace una composición de lugar de los obstáculos de una escena para repetirla con más eficacia.

Fuente: http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2016/03/01/actualidad/1456844379_733390.html